fotonoticia_20140630190502_644

UPyD ha solicitado que el drama de la despoblación en Teruel se aborde con decisión, es decir que se fije como prioridad corregir el negativo índice demográfico. Y es que los últimos datos demográficos sitúan el saldo migratorio en y vegetativo en negativo configurando así un desierto demográfico. Así, el gobierno de Aragon se suma a la iniciativa de Asturias, Castilla la Mancha, Castilla León, Extremadura y Galicia de elaborar una Estrategia Nacional de Cambio Demográfico.

Al mismo tiempo, la patronal turolense solicita a la UE unos 1000 millones de euros hasta 2020 para combatir la despoblación, ya que para Aragón se prevé un descenso del 10% de la población, es decir el doble de en el resto de España. Para UPyD constituye un problema de primera magnitud que debe trabajarse conjuntamente con la UE para corregir este problema. El gobierno del PP ha rechazado los fondos extras europeos para Teruel, algo que ha sorprendido al coordinador de UPyD en Aragón pues considera que esos fondos no son limosna, sino una manera de impulsar las acciones que fomenten el desarrollo y los servicios haciendo así el territorio atractivo para un efecto llamada y retención de jóvenes que labren el futuro de la provincia y de la comunidad.